¿Qué hacer cuando te quedas en el paro?

(Música de hoy: Vega “Mejor mañana“)

Te has quedado en paro. Da igual el motivo, el hecho es que ahora eres un desempleado más que engrosa las -por desgracia- largas colas del SEPE. Bienvenido al club. Puedes quedarte en el sofá llorando, o puedes aprovechar tu tiempo y sentirte bien mientras planeas tu próxima aventura laboral:

  • Borrarte de infinidad de páginas web que sigues, newsletters, seguimiento de promociones de tiendas, etc.  Todo tiempo perdido, y además probablemente no te sientas con ánimo de gastar el dinero en cosas que no necesitas, por muy bonitas que sean, así que adiós Zara Home, adiós Secret Escapes, adiós Purificación García…, adiós a todos. No me atraeréis con vuestros cantos de sirena, ahora no. Hasta la próxima.
  • Está claro que en las redes sociales sólo debes seguir cosas que te inspiren sin dedicarles demasiado tiempo. Prohibido el WhatsApp excepto si es para concertar citas, entrevistas o quedadas. Déjate de enviar fotos o vídeos tontos, y déjate de ver los que te mandan.
  • Retomar las cosas que te gustaba hacer y nunca tenías tiempo por dedicarte únicamente al trabajo: vuelve a quedar para esos cafés con amigos, ponte al día con ellos, asiste a conferencias, conciertos o jornadas de tu actividad “frikie” favorita, ya sean juegos de mesa, danza del vientre o cuidado del bonsai en clima oceánico. Da igual. Hazlo.
  • Hacer ejercicio: No dejes que la pereza pueda contigo. No necesitas practicar ningún deporte de élite, sal a caminar con tus zapatillas y buena música de fondo. No te quedes parado.
  • Cultivar no sólo el cuerpo sino también la mente: apúntate a cursos que te interesen, fórmate en aquello que quieres aprender, da igual si es algo que va orientado a la búsqueda de empleo o no.
  • Leer, leer y leer (cosas que te aporten y te descubran nuevas ideas, pero también lectura placentera, del género que más te guste: biográfico, histórico, novela negra, thriller, romántica, poesía…)
  • Planear un horario semanal aproximado: no tienes que seguirlo de forma estricta, pero sí te servirá para gestionar tu tiempo y no tener la sensación, semanas y meses después, de que lo has desaprovechado. También puede ayudar el apuntar en tu agenda lo que haces cada día, para descubrir, mirando atrás, en qué has invertido tu tiempo.
  • Introspección: acordarte de ti mismo otra vez, volver a mirar dentro de ti y buscar qué es lo que deseas hacer con tu vida una vez más. Quizás estabas en el trabajo erróneo y los planetas se alinearon para hacértelo ver. Quizás necesitas cambiar de miras porque hay algo escondido dentro de ti que busca salir y tienes que dejarlo expresarse. ¿Qué es lo que realmente quieres hacer y disfrutas haciendo? ¿Con qué se te pasan las horas? Si te sirve como ejemplo, yo me he quedado en paro hace tan sólo unos días. Actualicé mi perfil en LinkedIn inmediatamente, porque pensé que no era justo que apareciera trabajando para una empresa en la que ya no estoy.  Además de eso, he actualizado mi perfil en la búsqueda de empleo de alguna web y sólo después de ocho días, me he sorprendido a mí misma modificando mis preferencias de búsqueda de empleo: eliminé “Secretaria de Dirección” de las palabras clave y las sustituí por “creatividad”. Así sin más. Sin pensar. Y creo que ése es un detalle que dice mucho del cambio personal que estoy experimentando.
  • Una vez tengas más claro a qué quieres dedicar los próximos años de tu vida, haz de la búsqueda de empleo un empleo en sí mismo: adapta tu cv a tus expectativas futuras, y preséntate de una manera diferente, pero ante todo genuina: que te reflejes a ti mismo en todo lo que escribas, para poder defenderlo desde la verdad. Debido a dos de mis empleos he llegado a leer el currículum de mucha (mucha) gente, y ¿sabes qué? Todos parecen iguales. Vete al grano, sé esquemático, destaca lo más importante, sé visual. No te hablo de dejar aquello como un arco iris, pero sí de defenderte con una presentación original a la vez que sobria. Si necesitas ayuda, pídela. Y por favor, por favor! No la cagues con las faltas de ortografía. Si sabes que lo tuyo no es escribir, duda de absolutamente todas las palabras y busca en el diccionario para salir de dudas
  • Y si tu trabajo o profesión tiene alguna vertiente creativa, te recomiendo que veas esta charla sobre la importancia de concederte un tiempo de “vacaciones” que te servirá para buscar nuevas ideas  (tranquilo, tiene subtítulos en español): The power of time off

En resumen: estarás en el paro, pero eso no significa que te quedes parado. ¡Aprovecha el tiempo!

desempleado
Estás en paro, pero no te quedes parado

Si te ha interesado lo que has leído, comenta, echa un vistazo a mi página, y mira otros posts: Página de inicio o mi perfil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .