Desconéctate

Música de hoy: Tribalistas – Passe em casa

Hoy va de ciencia y de depresión. Porque pienso que es necesario saber esto y ser consciente. Por si aún no sabíamos lo evidente.

No sé de dónde ha salido ni quién me lo ha enviado, aunque lo sospecho, pero me he encontrado hoy con un audio de whatsapp con una entrevista a la psiquiatra Marián Rojas, presentando su libro “Cómo hacer que te pasen cosas buenas” y en ella viene a decir que la manera en la que uno decide responder ante los problemas de cada día influye en el resultado.

La psiquiatra comienza hablando sobre lo que nos influye: nuestro sistema de creencias – sobre la vida, sobre los demás…- pueden ser limitantes o, por el contrario, pueden resultarte una oportunidad, y dice que la diferencia entre tu mejor versión y tu peor versión es tu estado de ánimo.

Menciona que todas las emociones vienen precedidas de un pensamiento y son las emociones las que activan y desactivan las células. Se sabe que los genes se modifican según cómo te tomes las cosas, así que piensa si tienes células contentas o células tristes, porque esto tiene una influencia en las enfermedades.

A pesar de ser la sociedad más avanzada en todos los sentidos, estamos profundamente enfermos y en ello tiene mucho que ver una hormona: el cortisol.

El cortisol

Ante la alerta o la amenaza activamos el cortisol, la hormona que nos ha ayudado siempre en la supervivencia: baja por la noche mientras dormimos y tiene su pico más alto por la mañana, para activarnos.

Pero ¿qué pasa si estamos constantemente alerta? ¿Qué pasa si estamos continuamente preocupados por perder un trabajo, por no llegar a fin de mes, por las relaciones familiares, por…?

Pues que el cuerpo segrega esa distancia igual cuando te pasa algo de verdad que cuando la imaginas, porque no distingue entre realidad e imaginación.

Sociedad intoxicada por el cortisol

  1. Síntomas físicos: te tiembla el ojo, se te cae el pelo, eccemas, urticaria, migrañas, fibromialgia, contracturas, síndrome de colon irritable, problemas gastrointestinales severos…, a la larga enfermedades neurológicas, e incluso algunos tipos de cáncer y metástasis están relacionadas con esto. El cortisol inflama y quita las defensas del cuerpo. ¿Te pones siempre enfermo cuando llega el fin de semana o el segundo día de vacaciones? Saca tu propia conclusión.
  2. Síntomas psicológicos: uno empieza primero irritable (empiezo a estar mal en todos los sitios, empiezo con fallos de memoria constantes), fallos de concentración, problemas de sueño, microdespertares, levantarse con sensación de agotamiento…

Revisar los likes en redes sociales nos altera de la misma forma que cuando consumimos heroína, cocaína, marihuana, alcohol, tenemos relaciones sexuales o vemos pornografía.

¿Qué hacer para aplacar las sobredosis de cortisol?

  1. Ejercicio: la actividad física elimina el cortisol.
  2. Educa los pensamientos para que no deriven en emociones negativas: que la voz interior no te haga autoboicot. El cerebro que se ilusiona se va transformando. Solo por ilusionarte en la mañana ya hay más riego en la corteza prefrontal del cerebro que te hace ser más creativo.
  3. Desconectarse vs Meditación o mindfulness: la pantalla nos está modificando el cerebro, nos lo inflama. Ya se habla de “demencia digital”: el hecho de estar siempre atento a las notificaciones en RRSS está alterando nuestro sistema cerebral y nuestro sistema de recompensas. Revisar los likes en redes sociales nos altera de la misma forma que cuando consumimos heroína, cocaína, marihuana, alcohol, tenemos relaciones sexuales o vemos pornografía. El mejor remedio es ponerse en modo avión: cuando desconectas el móvil te sientes con autodominio.
  4. Omega 3: muchas depresiones provienen de estados de alerta permanentes, y algunos psiquiatras opinan que esas enfermedades son inflamaciones del cerebro. Por eso se recomienda incluir en la dieta el omega 3 que no tienen efectos secundarios y ayuda a desinflamarlo.
  5. Ejercitar la asertividad*
  6. No obsesionarse con el tiempo (cronopatía*)

Asertividad, clave para no ahogarse

Quien se traga las emociones se ahoga. ¿Cómo hacerlo bien?

Siendo asertivo, es decir, ser capaz de responder ante lo que me pasa sin ser agresivo. Si te callas, tus células se van enfermando. Pero si eres capaz de expresar lo que sientes de una manera sana, el mensaje llega mejor y te quedas tranquilo.

Cronopatía: obsesionados por aprovechar el tiempo

Es un factor de riesgo para estar “inflamado”. No te pasa nada hasta que tienes un ataque de ansiedad o te da un infarto. ¿Cómo vencerla?

Lo primero, sé consciente: ¿llenas de actividades el fin de semana porque te angustia no tener nada que hacer?

Segundo: desconecta, relájate, conecta con tu mundo interior. Para. Música clásica y un libro, una conversación con amigos sin mirar la hora de llegar a casa, salir a la naturaleza sin móvil… las actividades de relax fuera de la pantalla son bienvenidas.

Si quieres escuchar la entrevista íntegra, puedes hacerlo aquí:

Foto: Jono en Unsplash

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .