Martes 24 | Decálogo de supervivencia interior

Música de hoy: Hallelujah en 8D (ojo, ¡¡¡para escuchar con cascos!!!)

La situación de confinamiento a veces se hace dura, y eso que somos unos privilegiados porque tenemos la gran suerte de tener internet y un montón de recursos que en este momento nos hacen no sentirnos tan aislados del del mundo, aunque físicamente lo estemos un poco.

Pero el poder de la mente es infinito, así que hay que mantenerla fuerte para no decaer.

Y el otro día me pasaban un artículo que me encantó y que replico aquí un poco con mis palabras. Luego os diré de dónde lo he sacado. Pero creo que puede venir bien.

  1. La situación terrible nos obliga a estar en casa, pero tú, en realidad, sigues siendo libre: tu libertad consiste en sumarte de motu propio, sabiendo que es por un bien superior. Libre es el que tiene la capacidad de asumir la situación porque quiere hacer lo correcto.
  2. El mayor espacio en el que te puedes expandir y ser feliz está en tu corazón. La paz, el amor, la inspiración, la creatividad, la belleza. Habítate, no necesitas espacios externos, tu construyes tu mundo interior y si te acostumbras a vivir en él te sentirás cómodo.
  3. Andamos siempre agobiados (yo la primera) en mil cosas, y necesitamos observarnos más, gestionarnos más, dominarnos más y no dejarnos llevar por la apatía, el miedo, la rabia o la frustración, desechar los pensamientos negativos. La armonía hay que trabajarla.
  4. No controles y contrólate. La convivencia en los días de confinamiento puede ser dura. Intenta soltar lastre, no querer tenerlo todo bajo control, evita los enfados, resta importancia a las cosas, porque en realidad no la tienen.
  5. Descanso y ocupación no son antagónicos. Tómate tu tiempo en hacer las cosas sencillas, disfruta con actividades que te desestresen y te pongan de buen humor.
  6. Aprovecha para aprender sobre cosas que llevas tiempo queriendo aprender y no tenías tiempo. Lee, fórmate en internet, ensancha la mente.
  7. Evita estar todo el día enchufado a las noticias, leer continuamente sobre el coronavirus o ver cosas que te hagan sentir mal, porque puedes entrar en bucle.  Si no cambiamos el chip, todo lo que entre en nuestro cerebro permanecerá ahí demasiado tiempo. Así que desconecta de pantallas y móviles, baila un poco, ríe todo lo que puedas y trata de romper el círculo vicioso. Las noticias una vez al día como mucho.
  8. La distancia no significa ausencia. Di lo que nunca tienes tiempo de decir, expresa tus sentimientos, escribe ese mensaje que te lleva rondando la cabeza… Habla desde el corazón y crea lazos mucho más profundos con tu gente, no te quedes en lo superficial. Aprovecha para conectar con gente que sabes que está sola en su casa, llámala, envíale un Whatsapp, hazles saber que estás ahí y que te acuerdas.
  9. Oxigénate y encuentra algún rato en soledad. Reflexiona, y pon el foco en lo realmente importante, como diría Víctor Küppers.
  10. Medita, reza, habla con el universo, contigo mismo, con aquello que te haga conectar con lo que nos hace humanos.

Si quieres ver el post original (mucho mejor que este), te recomiendo que lo leas aquí: 10 consejos de una monja de clausura para vivir los días de confinamiento. Porque nadie mejor que alguien que vive siempre entre cuatro paredes para inspirarnos y hacernos ver que es posible aguantar.

¡Fuerza!

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Fernando dice:

    Gracias por éste artículo, Laura.

    Me gusta

  2. Gracias a ti por comentar, Fernando. Un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .